La llamada
Capítulo 38 de la novela "Las sombras" (Luis de la Fuente - 2003)
 

La llamada
Angya sufrió aquella mañana un leve temblor en una de sus piernas, pero se lo tomó con bastante resignación; ya le había avisado que tarde o temprano le sucedería, por lo que Miguel intentó disimular su inquietud de la mejor manera que pudo. Por la tarde, que se presentó ventosa y desapacible, hablaron por teléfono con Carlos y con Eve desde un locutorio público ubicado frente a la playa. Carlos, que parecía contento y despreocupado, aprovechó la circunstancia para decirle que no regresaría junto a él a Madrid, que se quedaría en Nueva York hasta mediados de octubre, que ya arreglaría lo de su billete, que no le esperase. Mientras Miguel escuchaba estas palabras en boca de Carlos, se imaginó así mismo solo en el aeropuerto Kennedy y se sintió repentinamente desvalido, sin embargo, fue comprensivo ante la decisión de Carlos.
-¿Has hablado alguna vez con tu padre desde que estás aquí? -preguntó Angya después de que Miguel colgara el auricular tras conversar con Carlos.
-Mi padre y yo apenas conversamos cuando estamos juntos, y por teléfono la situación no mejora.
-Comprendo -dijo Angya tras hacerse cargo del problema.
Salieron del locutorio cogidos de la mano y comenzaron a caminar paseo marítimo adelante.
-No tienes por qué regresar a Madrid. Puedes quedarte aquí conmigo hasta que venda el coche y algunas de mis cosas, y me despida de los padres de Tom. Tengo que adecentarles la casa.
-¿Estás segura de querer regresar a España?
-Sí -contestó Angya sin el menor atisbo de duda- Mi hermano Nacho me ha repetido muchas veces que si algún día me replanteaba regresar a España dispondría de un puesto de trabajo en su empresa. Tiene una editorial de libros de enseñanza. ¿No te lo ha comentado nunca Carlos?
-Quizá lo hizo en alguna ocasión, pero no lo recuerdo.
Angya volvió la vista hacia la playa y quedó ausente durante unos momentos. Finalmente, y con cierta aflicción, dijo:
-Regresar a España supone para mí una especie de viaje en el tiempo, aunque siempre he sabido que este momento acabaría llegando tarde o temprano. En realidad, para serte sincera, llevo dando vueltas a este asunto casi desde el mismo día que nos conocimos.
Miguel se quedó observando fijamente a Angya; tras un silencio, ésta comentó en voz baja:
-Es hora de volver.
Aquella última frase puso punto final a la conversación.

 
 
Alquiler de apartamentos
 
 
 
Textos breves
Luis de la Fuente
Alberto Garijo
 
Transcomunicación
Psicofonías y psicoimágenes
 
In Memoriam
In Memoriam
 
Enlaces de interés
Enlaces de interés
 
Contacto
staff[arroba]dosautores.com
 
Alquiler de apartamentos
 
Scooters de movilidad
 
Advertencia legal: todos los contenidos de esta página están sujetos a copyright.
Cualquier plagio de los textos o imágenes publicados en www.dosautores.com será puesto en conocimiento de los juzgados de Madrid y/o San Sebastián.
Esta actuación se hará extensiva a la publicación de la totalidad, o parte del texto, fuera o dentro de internet, sin consentimiento por escrito del correspondiente autor.
 
Ayudan a mantener este espacio en la red:
www.25kmh.es
www.alquilerplaya.com