texto
Psicofonías - Luis de la Fuente
Psicofonía

Tu padre te quiere

Año 2006

Lamentablemente, el final de la grabación coincidió con el registro de esta voz.

Psicofonía

¿A quién buscaba?

Año 2007

Mensaje sin relación alguna con las cuestiones planteadas o pensadas durante la experiencia, si bien la entidad parece prestarse a ayudar.

Psicofonía

¡Luis, hace frío aquí!

Año 2007

Grabación incompleta y encubierta por el ruido de fondo.

Psicofonía

Luis sale de pesca como si fuera un crío

Año 2007

Voz difícil de entender que compara el hecho de tratar de obtener voces con la actividad de pescar.

Psicofonía

Soy Carmen

Año 2007

Aunque a bajo volumen y encubierta por el ruido de la radio empleada como soporte, puedo distinguir claramente la voz de mi tía Carmen.

Psicofonía

Soy tu padre

Año 2007

La voz tiene un cierto parecido con la de mi padre, pero lamentablemente ha quedado registrada a un nivel muy bajo y con mucho ruido de fondo. No resulta un registro determinante.

Psicofonía

Te lo dirá el destino

Año 2007

Mensaje sin relación alguna con las cuestiones planteadas o pensadas durante la experiencia, aunque quizá esté dando respuesra a mi subconsciente.

Psicofonía

Estoy muerta, Luis, escucha

Año 2007

La voz se escuchó directamente por el pequeño transistor empleado para aportar ruido de fondo durante la prueba.

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 »

El experimentador


Luis de la Fuente

Luis de la Fuente

A modo de resumen

Los primeros intentos de transcomunicación los llevé a cabo durante las navidades de 1989. La razón que me impulsó a iniciar las experiencias de grabación fue el fallecimiento repentino de Inma y Alvaro, dos personas jóvenes y llenas de proyectos cuyas pérdidas, coincidentes prácticamente en el tiempo, me dejaron profundamente marcado, hasta el punto de modificar incluso mi trayectoria profesional, por aquel entonces ligada al cine profesional. Con ambos tenía proyectos que el infortunio truncó de forma abrupta e inesperada. Tras estas pérdidas trágicas me dispuse a comprobar si la comunicación con las personas fallecidas podría ser posible, obteniendo mis primeros resultados tan sólo unos días después de iniciar las pruebas. En las grabaciones, efectuadas prácticamente en su totalidad en mi domicilio, empleé televisores, transistores desintonizados o ruido de agua como soporte. Para llevar a cabo las experiencias de grabación no son necesarios costosos equipos, pero sí grandes dosis de paciencia, constancia en la experimentación y por supuesto fe en el contacto. Resulta indispensable el empleo de auriculares para la escucha de las parafonías, pues éstas pueden estar enmascaradas por el ruido de soporte, por otra parte indispensable. Si desea saber cómo registrar las voces, pinche aquí. Si desea conocer las páginas de otras personas que llevan a cabo experiencias de transcomunicación, pinche en este otro enlace.