texto
Dos Autores - Textos breves

-


Alegoría

Alegoría

Luis de la Fuente
Escrito el 17 de junio de 2016
A Quique, mi hermano del alma

Como un candil viejo arrinconado en lo alto de un callejón angosto iluminando tenuemente de ambarino los besos que se roban los amantes solitarios, los pasos de los que, raudos, atraviesan la noche ensimismados en sus cosas, las lágrimas del hombre fracasado que desgrana sus penas de camino a casa, el deambular de un felino casi ciego maullando lastimeramente a la nada; así, sumido en una incertidumbre postrera, consumiéndote, te imagino luchando contra ese viento frío de mediados de otoño que apagaría tu llama y oxidaría bajo la lluvia tu cuerpo de hierro que no llegó al invierno. Como un candil viejo arrinconado en lo alto de un callejón angosto te apagaste, y ahora, noche tras noche, ya en lo oscuro, alzo la vista recordando cómo por tu corazón de luz ardiente perdían la vida suicidas mariposas.

Escuchar el texto

------------------

Calificación del texto:
* * * * * * * * * * (10 sobre 10)
Votado 1 veces.
Vota:
Powered by DRBRatings · PHP Hosting